Inicio > Comunicar dialogando, Permiso para operar > ¿Creemos que se pueda controlar nuestra vida y estado de salud?

¿Creemos que se pueda controlar nuestra vida y estado de salud?

Llevo demasiadas semanas sin escribir. Algo que  me ha generado un sentimiento de culpa para con aquellos que con generosidad leen mis artículos. Tengo coartada: la pasión por una nueva ocupación que, aparte de restarme tiempo de escritura, me ha provocado una tormenta de reflexiones internas sobre cómo las personas se hacen cargo de su vida.

La pasión que muchos tenemos por la innovación que internet ha supuesto ,para que las personas comprendan los mecanismos de la salud y enfermedad, nos hace tener el que se llama “sesgo de investigador” (el que se comete cuando  fijas tu atención en algo que deseas y no adviertes otras realidades existentes)  Este desenfoque de la realidad nos hace creer que hay muchas más personas deseosas de conocer su cuerpo, gestionar su salud y controlar su enfermedad, de las que realmente lo están y desean ponerlo en práctica.

Comentarios en twitter y artículos en blogs y revistas del sector lo confirman: una mayoría de la población no quiere ni desea gestionar su vitalidad y su calidad de vida. En el blog e-patients de Medicina Colaborativa (Participatory Medicine) Darthmed, un comentarista  acertado, llamaba la atención sobre el asunto de la siguiente manera: “…El restante 95% de los pacientes no están motivados para ser informados o invetir tiempo/energía/dinero en utiizar ninguna herramienta [para mejorar su salud y calidad de vida]Son los que saben que comer en un fast food no es sano, pero están simplemente demasiado cansados para hacer una elección distinta”.

Las pruebas de esta realidad surgen por doquier. En un reciente taller de trabajo sobre educación en salud llevado a cabo en los Estados Unidos,  orador tras orador explicaba como nada parecía funcionar para que la gente cambie su alimentación o su nivel de ejercicio para su mejor bienestar. Diversas encuestas de mercado arrojan la desidia de la población para hacerse cargo de su salud y una experiencia tras otra de ofrecer herramientas e información para la prevención de enfermedades se topan con la cruda realidad: escaso éxito de la iniciativa y casi nula participación de aquellos a los que se dirige la oferta.

¿Qué hay detrás de esta actitud? A mi modo de ver, una dejación de responsabilidad sobre nuestro propio cuerpo y vida. Dejación más tangible aún en aquellas culturas con fuerte componente de creencias cristianas. Dejación que se fundamenta en una creencia muy arraigadas en el inconsciente colectivo: no podemos actuar sobre nuestro cuerpo, ni tenemos la capacidad para ello.

A ello han contribuido décadas de progreso terapéutico y mensajes de que todo nos lo hacen otros desde fuera junto a siglos de alienación religiosa de nuestro cuerpo.

Muchos médicos no parecen dispuestos a renunciar a su posición mágica en la tribu. Para gran parte de ellos internet es un enemgio a batir y desalientan cualquier intento de sus pacientee por informarse sobre su condición, hacerse cargo de su recuperación y colaborar en la acción terapéutica. Por fortuna, una parte creciente de ellos, opina de otro modo y están ayudando enormemente al progreso médico (en esto la edad o la comprensión de las tecnologias poco tienen que ver, es una cuestión de actitud)

Esta situación nos lleva hasta la enorme brecha que hay entre las personas que tienen un control interno sobre su cuerpo y su vida y aquellas que se dejan en manos del destino o de los doctores. Brecha que el universo digital no está haciendo sino agrandar.

Y a un lado de esa brecha nos encontramos los apasionados de las posibilidades que el mundo virtual nos aporta para conseguir nuestro anhelo:  despertar en nuestro ser la maravillosa habilidad de controlar nuestra vida. Sin embargo, creo que estamos perdiendo de vista la realidad y creyendo que con poner al alcance esas posibilidades de internet ya hemos conseguido nuestro objetivo.

Vodpod videos no longer available.

Estamos aún muy lejos de lo que este video nos propone, como nos recordaba Darthmed en su comentario.

Pero eso no quiere decir que debamos renunciar a hacernos cargo de nuestra vida. Tan sólo que no debemos olvidar que, lo primero a conseguir, es levantar el velo que muchos aún tienen sobre el maravilloso don que nos ha dado la naturaleza: nuestra capacidad de autocuración.

Por eso siempre que tengo dudas o no sé por dónde seguir, veo y pienso en lo que este video nos dice:

Vodpod videos no longer available.

Sólo así conseguiremos revelar que el ser humano es capaz de hacerse cargo de su vida y de su salud.

Anuncios
  1. 28 febrero 2010 en 9:34 PM

    Hola Pedro, felicidades una vez más por tu post. Éste en concreto tiene además una carga intimista en su tono que lo hace aún más confiable 🙂
    Oye, lo de la mala conciencia por no escribir regularmente es algo que yo también siento. Y es que cuando uno se decide a abrirse a la red y hacer “storytelling” no hay marcha atrás; de todos modos en Twitter no paras, o sea que matiza lo de la mala conciencia.
    Bueno, entro en el meollo de tu post. Y lo primero que debo decir es que hago mía tu reflexión. Quizás es cierto que estar en esto de abrir camino al Social Media nos puede quitar algo de foco y no darnos cuenta de que además del “nuevo paciente” del que evangelizamos tanto, hay también gente que le importa un rábano su salud – hasta que le vean las orejas al lobo – y también otros muchos que quieren seguir siendo “obedientes a ciegas, y por comodidad”.
    Es cierto, pero creo que aún así, vale la pena ser fieles a la causa que hemos abrazado y seguir dándole a lo social; y más en salud, por puro sentido de la responsabilidad. Supuestamente viviremos más tiempo y la “cuota de gestión de nuestra salud” será mucho mayor, tanto el plano preventivo como en lo que se refiere al tratamiento.
    Gracias por tus reflexiones tan llenas siempre de sabiduría.
    Un abrazo,

    Ángel

    PD. Te he fusilado el vídeo de YouTube y me lo he llevado a la comunidad por aquello de spread the word

    Me gusta

  2. Ines Perea
    9 marzo 2010 en 11:29 AM

    Hola Pedro,

    Enhorabuena por tus reflexiones, me he apuntado recientemente a storytelling ya uqneu todavía soy un poco novata cometarios como los tuyo me refuerzan en la importancia de esta forma de comunicar. Todavía queda por hacer pero la fuerza de este medio es imparable. Gracias por compartir dedicar un tiempo a escribir, comparto plenamente tus pensamientos.
    Un abrazo
    Inés

    Me gusta

  3. Vicente
    5 abril 2010 en 10:29 PM

    Hola Pedro,

    Me alegro de leerte de nuevo. Te envío un link a un vídeo que te gustará y que tiene que ver con lo que hablas.

    Es la premiada TED Talk de Jamie Oliver.

    Me gusta

  4. Manolo Flores
    9 agosto 2010 en 5:18 AM

    Hola Pedro, aprovecho estas calurosas vacaciones en Sevilla para entrar en algunos blogs y leer reseñas que no pierden actualidad.
    Mi relación con el mundo digital es de tiempo de los dinosaurios, luego de “nativo” nada de nada.
    Soy de aquellos que en, este escenario, se maneja con la lentitud mental que conlleva contruir el dos más dos, sumando previamente uno más uno, y dos más uno, hasta llegar al tres más uno. Al final, cuatro. Es un esfuerzo, pero noy para más. Mientras, espero que algún día el Espíritu Santo se asiente sobre mi chip mental.
    Bueno a lo que vamos. Me centro en la primera parte de tu nota, en la que haces mención a la Medicina Colaborativa y la capacidad de autorresponsabilidad por la salud.
    Desde mi punto de vista, indicamos, prescribimos, mandamos a los pacientes lo que tienen que hacer y lo que tienen de dejar de hacer. Les pedimos que sean responsables de su salud.
    No digo que esté bien. No digo que esté mal. Lo que se siembra se recoge.
    Me reconozco mandón y, a veces, sin darme cuenta me sale el tono y el estilo.
    Sin embargo, quien manda suele ser desobedecido (en muchas ocasiones gracias a Dios), y además, a veces, teme ser desobedecido.
    Ni me gusta la jugada, ni me gustan los resultados que venía obteniendo.
    ¿Y si incorporamos la estrategia del reto para promover salud?
    ¿Serían Vds capaces de dar un millón de pasos en un mes, mediante el esfuerzo de todos los que participen y medidos mediante podómetros o como Vds quieran? Esa es una de las propuestas en la que vengo trabajando en los últimos tres años con asociaciones, colectivos y con otros colegas de Andalucía.
    Ese regalo (reto) hay que ponerlo en el escaparate, en el momento propio de la temporada, presentarlo bien, darle una decoración atractiva y esas cosas. Pero eso es para contarlo en otra ocasión.
    De momento ando en esta historia de “Por un millón de pasos”, no ofrece mal resultado (tenemos a más de 70 localidades y 300 asociaciones en el lío)y, al menos, en esta parte del trabajo me divierto. Y es que, a veces, tantas historias de salud nos van a matar de “un berrinche”.
    Saludos.

    Me gusta

    • Pedro L. González
      9 agosto 2010 en 7:54 PM

      Felicidades por la iniciativa Manolo! Me parece una muy buena inicitiva y un claro ejemplo que cómo las nuevas tecnologías pueden significar un revulsivo en la promoción de la salud.
      Pr supuesto que hay que promover una vida saludable, aunque sin imposiciones porque el estado de bienestar es algo subjetivo y lo interesante es conseguir que cada uno nos hagamos responsables de ese bienestar y decidamos hasta qué niveles queremos llevarlo. Todo lo que no sea así, se queda en la “monserga” que todos los pacientes rechazan, porque a todos les gustaría hacer más ejercicio, comer mejor, no fumar o beber en exceso, pero la mayoría no sabe cómo hacerlo. Ni siquiera sabe que puede hacerlo. Éses es el gran reto. Ánimo con tu iniciativa y mucho éxito!

      Me gusta

  5. 30 abril 2011 en 1:27 PM

    it is very nice post..

    kurt penberg

    Me gusta

  6. 29 marzo 2013 en 10:48 AM

    %Sushil Ansal% Chairman of Ansal API and Chancellor of Ansal
    University

    Me gusta

  1. 8 febrero 2014 en 10:19 PM
  2. 20 diciembre 2014 en 6:19 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: